Cuaresma: “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás”
14 febrero, 2018
San José, ¡el victorioso!
14 marzo, 2018

Heraldos en el Mundo

Formando nuevos evangelizadores – Aprovechando el período de vacaciones escolares, jóvenes que ya forman parte de la institución y otros que aspiran a ser Heraldos del Evangelio se reunieron, del 15 al 20 de enero, en la Casa de Formación Thabor, situada en Caieiras (Brasil), para participar una vez más en un Curso de Verano.

Preparándose para enfrentar dificultades

En esta ocasión, las exposiciones y obras de teatro giraron en torno a la historia de un barco que enfrenta tempestades y cuyos marineros tienen que conquistar nuevas tierras. Con ello se mostraba, con un lenguaje accesible y didáctico, cómo la vida humana presenta dificultades, pero también se ponía de relieve que, para quien quiere conquistar almas para Jesucristo, nuestro Señor, no existen borrascas que lo hagan desistir.

Ahora bien, ninguna “navegación” llega a buen término sin el auxilio de la Santísima Virgen. Siendo así, con el objetivo de enfervorizar a los jóvenes heraldos en esta devoción tan segura, fue entronizada con solemnidad en el auditorio la imagen de Nuestra Señora del Buen Suceso y de las Victorias, que pertenece a ese centro de formación.

Formando nuevos evangelizadores

Entre los cerca de 800 participantes en este Curso de Verano, había una delegación de Mozambique. Los demás eran oriundos de distintos estados de Brasil y de otros países. Aunque reciben formación en sus respectivos lugares de procedencia, pasan una temporada en São Paulo, a fin de asimilar mejor el espíritu de la asociación y prepararse para ser dedicados y eficaces evangelizadores.

Basílica repleta – En los Cursos de Verano se busca abarcar todas las facetas de la formación. Esto lleva a prestar especial atención en la vida espiritual, pero sin descuidar los aspectos que ayudan a desarrollar las aptitudes y potencialidades de los jóvenes desde el punto de vista artístico y cultural.

Curso en la Casa Monte Carmelo

La rama femenina de los Heraldos también realizó un Curso de Verano, del 17 al 20 de enero, en la Casa Monte Carmelo, de Caieiras (Brasil). Cerca de 500 jóvenes asistieron a las charlas y los teatros que versaron sobre el tema ¡Confianza!, virtud más que necesaria en los días actuales.
 

Centenares de jóvenes se reunieron para rezar, acompañar las exposiciones y debates y participar con devoción en la Santa Misa. Las charlas y obras de teatro versaron sobre la necesidad de tener mucha confianza en la Virgen, en San José y en la Divina Providencia.
 

Trabajo de “retaguardia”– Además de escoger y preparar los temas para las exposiciones, los heraldos que están a cargo del centro de formación elaboraron los escenarios para los teatros, confeccionaron los trajes e interpretaron los papeles en todas las piezas. Mientras tanto, otro grupo de heraldos preparaba las comidas.
 
 
Ceremonias de recepción de hábito – Durante los cursos de verano de las ramas masculina y femenina, los jóvenes que aspiran a llevar una vida consagrada insistían ante sus respectivos formadores para recibir el hábito de los Heraldos antes de regresar a sus correspondientes ciudades. Así, el 20 de enero, 180 estudiantes de ambos sexos recibieron de manos del fundador, en una hermosa ceremonia realizada en la basílica de Nuestra Señora del Rosario, el escapulario que marca su pertenencia a la institución. Una semana antes, el 13 de enero, 42 jóvenes que concluían la Enseñanza Secundaria recibían el hábito con túnica blanca propia de los que ingresan en los cursos superiores de Filosofía y Teología. Después de haber rezado prosternados la letanía de Todos los Santos y recibido el escapulario, se reunieron en torno a Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP, a fin de pedirle consejos para seguir mejor su vocación.
 

Italia – Con ocasión del 550 aniversario de la llegada de Nuestra Señora de Genazzano, los Heraldos promovieron “Un día con María” en el célebre santuario. Hubo una Misa solemne precedida de una procesión. Cooperadores procedentes de España y Portugal se consagraron a María Santísima ante el milagroso fresco.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *