¡Feliz Día de la Madre!
9 mayo, 2018
Solemne Recepción de Nuestra Señora de Fátima
14 mayo, 2018

Revista Mayo- 2018

“Vosotros transmitís confanza”
Año XVI, nº 178, Mayo 2018

 

Sumario

1.- Escriben los lectores
2.- La principal obra de misericordia (Editorial)
3.- La voz de los Papas –  Cielo, Purgatorio, Infierno…
4.- Comentario al Evangelio –  ¡Jesús glorioso nos precede!
5.- “Dios nos amó primero”
6.- La importancia del examen de conciencia
7.- las parábolas de Nuestro Señor Jesucristo –Vencen y convencen a doctos e ignorantes
8.- Jesús formado de María
9.- San Atanasio de Alejandría –Heraldo de la verdad,
valiente atleta de la fe

10.- Un descenso hasta el Infierno
11.- Heraldos en el mundo
12.- Sucedió en la Iglesia y en el mundo
13.- Historia para niños…  “¡Madre de Misericordia, sálvame!”
14.- Los santos de cada día
15.- Lumen Cœli

 


Voz de los Papas

 Cielo, Purgatorio, Inferno…

 Tres históricos documentos pontificios dan respuesta a una de las preguntasque más han preocupado a los hombres de todos los tiempos: ¿cuál es eldestino de las almas después de la muerte?

 

 


Comentario al Evangelio –  Solemnidad de Pentecostés (Misa de la vigilia)

 ¡Jesús glorioso nos precede!

 

 

Msgr-João-Scognamiglio-Clá-Dias

Mons. João S. Clá Dias, EP

             


La restauración de la humanidad corrompida por el orgullo sólo es posible con una generosa efusión del Espíritu Santo. La Pasión y la consecuente glorificación del Hombre Dios, la conquistaron para nosotros.

 


 “Dios nos amó primero”

Es por influjo del amor que el Señor manifestó por cada uno de nosotros que los Heraldos del Evangelio llevan a cabo su acción social. Además de ayuda material, su objetivo es llevar al prójimo, antes que nada, la alegría de la amistad con Dios y la paz de alma que de ella proviene.

 


La importancia del examen de conciencia

En una ocasión, el Dr. Plinio fue invitado a hacer una conferencia en el complejo penitenciario de Carandirú,
a fin de preparar a los presos para la Comunión pascual. Mientras hablaba, trataba de descubrir qué distinguía a
aquellas personas de las que vivían libres en la sociedad…

 


Historia para niños… o para adultos llenos de fé

“¡Madre de Misericordia, sálvame!”

 Giovanna notó que estaban subiendo y subiendo… Al
acercarse al punto más alto la luz divina se intensificó.
Al darse cuenta de que en breve iba a ser juzgada un grito
de súplica le brotó de lo hondo de su corazón…


 

Aun siendo una mera criatura, María Santísima fue de tal modo colmada de gracias por la Providencia Divina que— podemos afirmar— todas las santas alegrías de la tierra y del Cielo no se comparan con su alegría. En efecto, nuestra Señora, Ella sola, está más inundada de gloria, tiene mayor abundancia de felicidad y de intimidad con Dios, le dedica mayor veneración y recibe departe de Él un respeto mayor, que todas las criaturas angélicas y humanas reunidas. Si, como ardientemente debemos desear, la Virgen nos obtiene la gracia de la
salvación eterna, nuestra mayor alegría en el Cielo, después de la visión beatífica, será contemplar el alma santísima de María y, en Ella, los reflejos de las infinitas perfecciones de Dios, nuestro Señor.

(Plinio Corrêa de Oliveira )

 


¡Suscríbase!

Si desea recibir mensualmente un ejemplar de la Revista Heraldos del Evangelio en su hogar haga clic en el botón.

¡Suscribase!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *